Tendiendo puentes entre el psicoanálisis y la ciudad

Los placeres de la caricia del fantasma

Reseña del poemario ‘La Caricia del Fantasma’, de Oriol Alonso Cano.

Entre los libros expuestos atrae la mirada una portada elegante, inquietante y sugerente que reproduce una obra informalista de Frederic Amat: finos regueros verticales de tinta negra que se encharcan o gotean según el destino trazado por la textura del soporte blanco. El artista ha intervenido, si acaso, para introducir una gama de grises que acentúan la sensación de inestable movilidad. En el tercio superior una franja nos informa: Oriol Alonso Cano. La caricia del fantasma.

En la solapa una fotografía del autor que contrasta con la belleza de la portada (la fotografía, no el autor) y una somera información. Treinta años, nacido en Martorell, doctor en filosofía y grado en psicología profesor universitario, varios ensayos publicados…

El temor a encontrarse con unos poemas plúmbeos, referenciales, graves y trabajosos aparece inevitablemente. La inesperada y sorprendente dedicatoria nos devuelve la alegría. “A mi Fantasma Fundamental” proclama con desenvoltura y cierto abuso de las mayúsculas Alonso Cano.  Y si bien somos incapaces de discernir en qué medida el tal fantasma es acreedor del excelente poemario al que sirve de introducción podemos asegurar que acompaña a una voz poética de primer orden, sugerente incluso en los pocos momentos de titubeo inevitables en un primer poemario. Una voz que nos enseña sobre lo más recóndito, íntimo y público de lo humano.

cubierta_Oriol_Alonos_Cano

La expresión “fantasma fundamental” designa un concepto de uso habitual entre los psicoanalistas continuadores de Jacques Lacan quien, a su vez, lo retoma de lo que Freud designaba como “fantasía”. La dedicatoria establece, pues, dos conjuntos de lectores no excluyentes: quienes disponen de ciertos conocimientos psicoanalíticos y aquellos que buscan disfrutar con la belleza y la profundidad de los versos. Los psicoanalistas encontrarán en La caricia del fantasma iluminaciones sobre la Cosa, la huella, la angustia o el cuerpo, porque Alonso Cano consigue que sus poemas ofrezcan lo que Freud buscaba en la obra de arte: un continente que capta y transmite la esencia de lo humano a quien sepa entenderlo. Son versos susceptibles de ilustrar sus reflexiones teóricas

Los lectores de poesía apreciaran en los casi cincuenta poemas de tres o cuatro estrofas, cinco a lo sumo, en verso libre, las características de un estilo: uso comedido de anáforas y antítesis, mínima presencia de adjetivos calificativos lo que permite dar mayor fuerza a los verbos, nombres que designan conceptos más que objetos, la presencia de un tercero indeterminado y elíptico, un castellano preciso…El lector es llevado con suave firmeza  a un mundo de intranquilidad angustiante en el que afectos, cuerpos y sensaciones quedan capturados en la red de un otro inaprehensible. La intangible capacidad de Alonso Cano para transmitir y dar cuentas del desamparo del ser humano sometido a poderes que le perturban y que ignora mediante versos acerados, tajantes y melodiosos son una creación poética de primer nivel poco habitual en la poesía castellana contemporánea.

Estilo, profundidad y voz poética propia con influencias de difícil rastreo: acaso unas remotas notas de Esquilo, tal vez algún compás que recuerda Hölderlin… Difícil precisarlo. En cualquier caso el resultado es un poemario sin conexión con los autores de las últimas décadas y con algunos poemas que están abocados a durar. La buena intuición de la editorial Cuadernos del laberinto nos permite el solaz de la lectura de este maduro y joven poeta.

http://www.cuadernosdelaberinto.com/

http://www.sextocontinente.info/2018/04/oriol-alonso-cano-la-caricia-del.html

Deja un comentario

Todos los derechos: Tacte Barcelona - info@tactebarcelona.com - Hecho en Verse

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí’.